Dia Mundial del Niño Prematuro. 17 de Noviembre

Cuando hablamos de un bebé prematuro hablamos de un bebé que no ha superado la semana 37 de gestación. Cuando el nacimiento se produce antes de la semana 32 entonces hablamos de un gran prematuro.

Pero cuando nos referimos a bebés prematuros y grandes prematuros no nos referimos solamente a bebes más pequeños de lo habitual, que también, también hablamos de bebés con un grado de inmadurez un tanto excepcional. Esta inmadurez puede ser a muy distintos niveles…, sistema respiratorio, inmune, digestivo.

Dependiendo de si se trata de un bebé prematuro, gran prematuro, su peso y los resultados que arrojen las evaluaciones iniciales, este quedará unos días ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos, en la Cuidados Medios o en la de Cuidados Básicos, hasta que se descarten complicaciones y el bebé adquiera un peso considerable antes de su alta.

En caso de aparecer las temidas complicaciones derivadas de un no nacido a término serán, en inicio, los neonatologos los encargados de advertirlas en un primer momento y serán quienes tracen las líneas iniciales para su seguimiento y/o solución. Este grupo de profesionales estarán arropados por diversos especialistas, técnicos, DUE´s, auxiliares y un largo etc, con la intención de que el recién nacido salga adelante.

Luego habrá que vigilar su desarrollo psicomotor, cognitivo, etc por parte de especialistas en Atención Temprana. Sin ellos, estos peques, quedan en una especie de suerte en la que todo puede salir bien o no y estos profesionales estarán hay para vigilar que todo se desarrolle según lo esperado y en caso contrario poder actuar.

Todo esto, aquí contado y aquí leído, puede parecer fácil…, llevadero. Pero ya os aseguro que es bastante complicado. Primero porque no entiendes nada al inicio y más adelante porque hasta que no pasa mucho tiempo, años, solo escuchas “Esto no lo podemos evaluar ahora”, “Hay que vigilar esta actitud a ver si persiste”, “Aun es pronto para saber”. Y claro, la incertidumbre agobia y la paciencia no es la principal virtud del ser humano…, menos aun cuando se trata de la salud y el desarrollo de tu hijo/a.

Es fácil de concluir. Si un recién nacido es frágil…, un prematuro puede ser, con total seguridad, mucho más. Pero, ojo, no te equivoques. Los inicios de un bebé prematuro pueden ser complicados pero dentro de si hay una fuerza y unos niveles de vida infinitamente superiores a lo imaginable y estas personillas luchan a capa y espada cada segundo y cada minuto de sus recién estrenadas vidas para salir delante de forma airosa ante las posibles trabas. Tal es la fuerza que manejan que son ellos quienes la transmiten a sus progenitores…, ¿De donde te crees si no que van a sacar las fuerzas esas mamás y esos papás para estar al pie de la incubadora las 24hrs?

Desde 2009, cada 17 de Noviembre, se celebra el Día Mundial del Niño Prematuro para dar luz a esta “problemática” y como homenaje a estos peques y sus familias. En 2017 se realizó el 1er Encuentro de Familias en el Materno Infantil  de la ciudad de Málaga y en este 2018 se realizará el 2do Encuentro de Familias en la Facultad de Medicina de la misma ciudad.  Con total seguridad, quienes allí se den cita, podrán disfrutar de una amena tarde con cantidad de sorpresas y bonitos reencuentros.

Antes de cerrar esta entrada debemos y queremos agradecer en nuestro nombre y en el nombre de muchas familias la atención, empatía, cercanía y profesionalidad del personal de la Unidad de Neonatos del Hospital Materno Infantil de Málaga. Gracias por cuidar de nuestros peques y, de paso, cuidarnos a nosotros.

Saludos,

Deja un comentario